Primer trimestre

Women's Health

​Primer trimestre – Madre

Los cambios normales que puedes esperar durante el primer trimestre incluyen:

  • Nausea

  • Frecuencia urinaria

  • Dolor de los pechos y pezones

  • Fatiga

  • Hinchazón

  • Estreñimiento

Para ayudar a mejorar estos síntomas, puedes incrementar los periodos de descanso durante el día, comer comidas pequeñas (en lugar de tres comidas grandes) y aumentar la ingestión de líquidos y fibra.

Un primer trimestre saludable es esencial en el desarrollo del bebé. Quizás no des señales por afuera, pero dentro de tu cuerpo, todos los órganos principales y sistemas del bebé se están formando.

A medida que el embrión (huevo) se implanta en la pared uterina, varios avances se producen, incluyendo el desarrollo del saco amniótico.

Lleno de líquido producido por el bebé, este saco  - junto con la membrana que recubre el lado fetal de la placenta – rodea al bebé para regular la temperatura y protegerlo de cualquier daño.

La placenta, un órgano especial que se forma únicamente durante el embarazo, está conectada  a la pared uterina.  Su propósito/papel es el de proporcionar  los nutrientes, oxígeno, anticuerpos y hormonas de la sangre de la madre al bebé, así como también deshacerse de los desechos del mismo.

El cordón umbilical también se desarrolla, conecta al bebé con la placenta. El cordón umbilical y los vasos sanguíneos interconectados, asisten con la tarea de llevar oxígeno y otros nutrientes y también se deshacen de los desechos del bebé.

Cambios físicos, como el aumento de peso y la forma del cuerpo, se empiezan a notar, pero el resto de los familiares o amigos no lo notan aún.

Primer trimestre – Bebé

Cuatro semanas en tu embarazo, tu placenta comienza a desarrollarse; el corazón, el sistema digestivo, la columna vertebral y la medula espinal comienzan a formarse; y el embrión alcanza el tamaño de un cuarto de pulgada de largo. El único ovulo fertilizado es ahora 10,000 veces más grande de su tamaño de cuando fue concebido.

Al cabo de ocho semanas, los ojos, la nariz, los labios, la lengua, las orejas y los dientes se están formando. El corazón funciona y el embrión es  de una pulgada de largo. El embrión se mueve, aunque tú no puedas sentirlo.

Al final de la semana 12, el bebé mide de 2.5 a 3 pulgadas y pesa cerca de media a una onza. El bebé tiene una forma más reconocible con total desarrollo de los brazos, las manos y sus dedos, las piernas, los pies y sus dedos. Las uñas comienzan a crecer y los lóbulos de las orejas comienzan a formarse, mientras que los ojos casi han alcanzado el desarrollo pleno. El/la bebé ha desarrollado la mayoría de sus órganos y tejidos.

 

Back to top